La paz está herida. 2016

Estándar

La paz está herida (2016)

Anuncios

Acerca de joaquinrojanodelahoz

Soy un ciudadano colombiano. Nací en Ponedera, un pueblo mítico del Departamento del Atlántico, en el Barrio del Pescado, a orillas del río Magdalena. Soy un hombre anfibio, lleno de sol y, por lo tanto, de vida. Vida donde la mente es cuerpo y el cuerpo es movimiento del pensamiento y del cosmos.

»

  1. Mi estimado amigo de ponedera, soy igual que tú, un miembro más de nuestra región del Caribe, para ser más exacta de la Perla del Sinú, de la villa soñada, en las ondas del raudo Sinú, de mi Montería del alma.
    Quiero anexar a tu artículo: La paz está herida, un corto pensamiento que extendió sus alas gracias a tus palabras: “Será posible tanta verdad?, Será que ahora si se nos cumple el milagrito?, Será que habrá una curita (vendita) para esta gran llaga de la paz?
    Suena utópico esta realidad que a partir de hoy empezamos a vivir, según declaraciones hechas por ambas partes: Estado y Farc; pero pienso que para vivir este sueño tan deseado, deben curarse las muchas heridas que en nombre de la tan anhelada paz se ha dejado a lo largo de la historia, del camino, se deben cerrar las brechas que se abrieron en muchos corazones gracias a las pérdidas de seres queridos, y de todo lo que era considerado patrimonio para cada una de las personas y familias que lo perdieron todo.
    Claro, pero, quién soy yo, para cuestionar todo lo que se ha hecho?
    Aunque vivimos con un salario que no alcanza, con deudas hasta el cuello, con los sueños quebrados por tener tanto y tan poco. Solo deseo que esta herida empiece a cicatrizar y que no haya nada que la vuelva a entreabrir.
    María Bula. X cohorte

  2. En las redes sociales circula una propuesta que, igual a un algoritmo, pretende que en el próximo plebiscito para refrendar los acuerdos de La Habana, sólo puedan tomar la decisión por el SÍ o por el NO, aquellos que han sido víctimas del conflicto armado.
    Pero, acaso ¿puede existir algún colombiano ajeno o indolente a las consecuencias de esta guerra que tanto sufrimiento ha causado a nuestra patria?
    Cada persona de este país, ha sido directa o indirectamente azotada por todos los males que se originan o se agravan con este fenómeno: la muerte violenta, secuestro o desaparición forzada de un ser querido, el hambre, la inseguridad, la destrucción de la naturaleza, la falta de inversión social por la desviación de los recursos públicos hacia la compra de armamentos bélicos y lo que es peor, ser el caldo de cultivo de odios y resentimiento y de venganzas que eternizan la antigua ley del ojo por ojo.
    ¿Cómo a un colombiano no lo puede afectar que se les arrebaten a los niños sus derechos fundamentales y se les utilice como soldados de guerra? ¿Cómo ser indiferente ante las atrocidades a las que son sometidas las mujeres incorporadas a esta lucha fratricida?
    Así que yo también apoyo esta iniciativa del actual gobierno. El punto final a este conflicto es una condición, aunque no suficiente, si necesaria para que se inicie el camino hacia una paz duradera y estable.

    Pero, compartiendo la metáfora o alegoría del Profesor Rojano, creo que es imperativo emprender acciones para erradicar ese amplio espectro de agresiones y opresiones de toda índole que el poder de una minoría ejerce sobre la mayoría que les otorgamos ese poder. De no ser así, la “PAZ SEGUIRÁ HERIDA” como lo afirma el Profesor Rojano.

  3. En las redes sociales circula una propuesta que, igual a un algoritmo, pretende que en el próximo plebiscito para refrendar los acuerdos de La Habana sólo puedan tomar la decisión por el SÍ o por el NO, aquellos que han sido víctimas del conflicto armado.
    Pero, acaso ¿puede existir algún colombiano ajeno o indolente a las consecuencias de esta guerra que tanto sufrimiento ha causado a nuestra patria?
    Cada persona de este país, ha sido directa o indirectamente azotada por todos los males que se originan o se agravan con este fenómeno: la muerte violenta, secuestro o desaparición forzada de un ser querido, el hambre, la inseguridad, la destrucción de la naturaleza, la falta de inversión social por la desviación de los recursos públicos hacia la compra de armamentos bélicos y lo que es peor, ser el caldo de cultivo de odios y resentimiento y de venganzas que eternizan la antigua ley del ojo por ojo.
    ¿Cómo a un colombiano no lo puede afectar que se les arrebaten a los niños sus derechos fundamentales y se les utilice como soldados de guerra? ¿Cómo ser indiferente ante las atrocidades a las que son sometidas las mujeres incorporadas a esta lucha fratricida?
    Así que yo también apoyo esta iniciativa del actual gobierno. El punto final a este conflicto es una condición, aunque no suficiente, si necesaria para que se inicie el camino hacia una paz duradera y estable.

    Pero, compartiendo la metáfora o alegoría del Profesor Rojano, creo que es imperativo emprender acciones para erradicar ese amplio espectro de agresiones y opresiones de toda índole que el poder de una minoría ejerce sobre la mayoría que les otorgamos ese poder. De no ser así, la “PAZ SEGUIRA HERIDA” como lo afirma el Profesor Rojano.

  4. Yo un joven que apenas estoy en vísperas de llegar al piso del adulto en Colombia, estoy de acuerdo con lo dicho por el profesor JOAQUIN ROJANO, la PAZ ESTA HERIDA y que herida tan grande peor que la de Prometeo en las montañas del Cáucaso, con la diferencia de que aquí no es en una de nuestras hermosas montañas sino en el desierto donde los niños wayuu se están muriendo de hambre por falta de apoyo y la desigualdad e inequidad que prospera en nuestro territorio sangrado por los famosos padres de patria, seguidos de sus gobernantes a nivel país, departamento y municipios, es un eslabón de miseria que estos personajes fortalecen con sus políticas untadas de mermelada, que no es más sino el dinero de los pobres. El dinero de salud que nos corresponde a todos los colombianos.
    LA PAZ está herida y su cura está en duda por el grupo de líderes dueños de nuestra Colombia, que unos quieren darle cura promoviendo el “si” y otros también creen que tiene cura promoviendo el “no” , yo no tengo la oportunidad de aportar mi voto, mientras tanto diré Quién sabe! … y a donde nos van llevar estos resultados, no habrá paz mientras siga tanta desigualdad en la justicia, en la salud, en la seguridad, en el estudio etc. No habrá paz mientras sigamos dejando que estos padres de la patria sigan comprando las consciencias de nuestros ciudadanos, nosotros somos los culpables que estos señores se ganen sacos llenos de dinero mientras los de abajo escasamente traten de sobrevivir con el salario mínimo, que estoy seguro no le alcanza a ningún congresista para alimentar y cuidar a sus mascotas , pero repito los culpable son los votantes que se enamoran del que más poder de dinero maneja para regalar en épocas prelectorales $50.000= un tamal, una lámina de zinc, una llanta etc. Reparten miseria mientras que ellos se comen la torta solos con el patrocinio del administrador de la empresa mayor productora de “mermelada” el ministerio de hacienda de nuestro país.
    La paz está herida y seguirá herida después del 26 de octubre cuando la firme el señor SANTOS y su grupo de apoyo en Cartagena, porque los impuestos nos asfixiarán una vez que Colombia tenga una nuevo partido con vísperas de llevar a estos hombres Drácula que gozaron y se enriquecieron con la sangre de muchos Colombianos de cualquier edad y cualquier profesión y ahora seguirán desangrándonos desde su curul de mal llamados “hombres de la patria”.
    La paz está herida….pero no podemos dejarla morir…unámonos con ideas, con equidad social y participación democrática, donde los estudiantes seamos escuchados y donde los campesinos sean valorados y apoyados con sus proyectos productivos para que a medida de produzcan alimentos, seamos más fuertes y la paz pase a ser calmada.

    JOSE GERMAN GIRALDO MERCADO
    – Alumno iv SEMESTRE educación física. 2016-11

  5. Nuestro pais hermoso y con grandes riquezas, cada vez que se habla de paz es como si se tratará de ocultar y tirar al olvido el sufrimiento de campesinos y familias que por culpa de nuestro Gobierno se han desangrado sin causa justificada, dejándolas con resentimientos y dolores que jamás se han de curar. La paz está herida desde el fondo de nuestros corazones que por culpa de corruptos y antieticos sin valores que gobiernan a nuestro país cada día matan sus riquezas y el orgullo de cada colombiano.

  6. Mientras haya una gran desigualdad, en Colombia no se dará una paz que por lo menos para el pueblo sea conforme. La injusticia es uno de los caminos para la guerra.
    El querer justicia a veces se va por otro lado y es tomada por manos de personas prestas a cometer cualquier acto para conseguir algo de dignidad, y a veces las marcas que dejan estos actos son tan fuertes que ni en la memoria más mala se pueden borrar. Es el mismo poder estatál quien se ha encargado de ello. Ojalá y el pueblo reaccione algún día, pero con la mano en el corazón, porque aunque no es fácil, sé que se puede, Colombia es una tierra “feliz”, y debemos ir al frente para que podamos decir con total certeza de que la es, sólo necesitamos los dones de perdón y sabiduría para llegar a nuestro objetivo como el gran pueblo colombiano que somos.

  7. si el dinero invirtieran en guerra lo invirtieran en la educación o en el deporte o en algunas necesidades básicas de las personas como la salud tendríamos una mejor colombia

  8. quisiera empezar diciendo que me parece un tema muy interesante, en visperas de lo que estamos viviendo actualmente es coherente hablar de esto, me confunde mucho la perspectiva que tiene algunos sobre este tema, escucho murmuraciones donde dicen que la paz nunca a existir, pero quiero resaltar aunque muchos no esten de acuerdo con esto todo el esfuerzo que a hecho el presidetne santos por conseguir este paso. si se nos esta brindando una oportunidad por que oponernos, si queremos mejorar tenemos que aceptar, razones hay muchas y tambien dependen como las veas. pero o que si quiero decir es que demos una oportunidad o como dicen por hay probemos a ver que pasa.

  9. Es cierto, la paz está herida, siempre lo ha estado, con el pasar del tiempo solo hemos cambiado de verdugo. En eso; la historia no nos miente. Pero, será que nos toca quedarnos sentados cruzados de brazos viendo como nos acabamos unos a otros? Creo que no, por eso los mayores o mínimos esfuerzos deben ser apoyados, manteniendo siempre la conciencia de que no es solo eso; va mas allá, es decir, donde empieza esa “paz”? Será que con los que convivo diariamente en mi hogar, en mi trabajo, en mi escuela, en mi barrio…estoy en paz? Creo firmemente que la “paz” inicia de forma intrapersonal para que así pueda trascender a lo interpersonal. Nadie puede dar, de aquello que no ha recibido y que no tiene.

  10. Mi estimado Joaquin, Dios permita que este sueño que se desea lograr sea una realidad, no solo el del fin de la injusticia, sino de una guerra que se formo a partir de las injusticias, del desequilibrio entre el pueblo que busca un bienestar y oportunidades para mejorar la calidad de vida en comparación con aquellos a los que les sobran oportunidades y no sufren por el bienestar propio o de sus familias e hijos para que accedan a una educación de calidad.

  11. La oportunidad histórica que nos presenta la responsabilidad de legitimar, mediante un plebiscito, los acuerdos pactados en la Habana entre el gobierno y las FARC, es una responsabilidad histórica con nuestros hijos y las nuevas generaciones. La paz no será producto inmediato de una firma, como lo afirman los detractores del proceso, pero sin duda alguna será un gran paso para el fin de una guerra, que durante más de 50 años ha desangrado las familias colombianas.

  12. El plebiscito culmino, ganando por mínima diferencia el NO. Pero es irónico lo que sucedió en las encuestas, poblaciones que tanto han sido afectadas por la guerra como Cauca, Chocó, Nariño, Putumayo etc, prevaleció el SÍ. Esto nos deja mucho que pensar ya que estas poblaciones a pesar de haber sufrido tanto con la violencia, apostaron por darle esa oportunidad a este grupo armado de volver a la sociedad y reivindicarse de tanto daño ocasionado al pueblo colombiano. Por qué personas que nunca vivieron ese conflicto, que no saben lo que se siente tener un arma en frente apuntándoles les negaron esa oportunidad a los que sí sufrieron, de acabar con esta pesadilla que podrá seguir llevando nuestro país en decadencia.

  13. todos hablamos de paz y queremos la PAZ… pero nadie esta dispuesto a perdonar a colocar nuestro granito de arena, la paz comienza en nuestros corazones comencemos hacer paz y crear paz en nuestras familias……. esto que pasa actualmente en Colombia es solo un guerra entre políticos dr uribe Velez vs santos…y la paz la están dejando aun lado……….

  14. la paz esta herida por el pensamiento imparcial de cada colombiano, se ha padecido del amor por el prójimo. existen acciones infrahumanas como: violencias,explotación infantil, secuestros, y miles de actos inmorales para el respeto de los valores y derechos del ser humano.
    la lucha por la supervivencia espiritual es la raíz de un compromiso nacional donde nos permite medir cada momento, hacia la justicia divina.es muy importante sembrar amor por cada rincón de nuestras vidas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s